Partes de un volcán

     

 

 

Foco volcánico: se encuentra a grandes profundidades y es donde se acumula el magma.

 

Chimenea: conducto por donde ascienden los gases y el magma.

 

Cráter: boca del volcán por donde expulsa la lava. Pueden tener dimensiones diferentes, desde unos metros a kilómetros.

 

Cono: acumulación de lava fuera del volcán.

 

 

 

Por lo general, los volcanes se forman en los límites de las placas tectónicas,  planchas rígidas de roca sólida de la litosfera (capa superficial de la Tierra) que flotan sobre la roca ígnea y fundida que conforma el centro del planeta.

 

Se forman también más excepcionalmente en los llamados puntos calientes ubicados en el interior de placas tectónicas, como es el caso de las islas Hawai.